A veces, las mejores ideas no son grandes innovaciones o parten de horas de investigación. Nacen, simplemente, del sentido común. Si no me creéis, atentos a lo que hizo el fabricante de bicicletas VanMoof.

vanmoof-envio

Viendo que sus envíos llegaban en un estado horrible por culpa de las compañías de mensajería, se le ocurrió mandarlas dentro de una caja que simulaba ser una televisión. Con esta simple triquiñuela, redujo entre un 70 y un 80% los daños en los envíos. Una buena muestra de que, por mucho que nos guste complicarnos, lo sencillo funciona.

Lo he visto en Gizmodo.

Anuncios