Anuncios

Marketing, publicidad, relaciones públicas y tecnología aplicada a la comunicación

Archivo de la etiqueta: shakleton

Hace exactamente un año escribí esto:

Todos los años el día uno de enero nos llenamos de propósitos que pretendemos llevar a cabo y luego, inevitablemente, terminamos dejándolos a un lado por pereza, inconstancia o lo que sea. Mi propósito es este blog.

Me llamo Odilo Montero, gallego de nacimiento y corazón aunque valenciano de adopción. Estudio tercero de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad CEU Cardenal Herrera. Me apasiona la publicidad y en unos años me gustaría ser copy. En este blog pretendo compartir mis campañas y anuncios favoritos, mis reflexiones acerca de la publicidad, tendencias y, en resumen, hacerme eco del mundillo, sin olvidar a las grandes agencias y profesionales que trabajan en él.

Probablemente me terminen leyendo cuatro gatos, pero me gustaría haceros partícipes a todos los que os paséis por aquí. Como dijo el gran Marçal Moliné, “Si me enseñas algo, lo olvidaré. Si me haces partícipe, lo recordaré”. Me gustaría que colaboraseis conmigo para hacer de este sitio un lugar memorable en la red.

Espero que el próximo uno de enero pueda poner un post de agradecimiento por conseguir que este sitio siga vivo y que le haya interesado a alguien. Entonces habrá valido la pena. Empieza la cuenta atras.

365 días después es hora de rendir cuentas. En primer lugar, no soy capaz de cerrar esas comillas gigantes, pero eso no me lo tengáis en cuenta. Es pura torpeza técnica xD

Ya sólo me queda un añito para acabar la carrera y he conseguido tener la constancia suficiente como para aguantar un año con el blog. Me siento muy orgulloso de esto.

Un año después, este sitio sigue vivo. Y eso es gracias a vosotros. Vuestras casi 35 mil visitas han sido algo inesperado, pero que han hecho que me tomara este blog con una cierta responsabilidad. Además, gracias a esta pequeña parcelita de internet, he conseguido conoceros a muchos de vosotros, cosa que me ha enriquecido de una manera que ni os podríais imaginar.

Por todo esto no puedo dejar de decir GRACIAS. Ésta es vuestra casa, a la que siempre estáis invitados. Vosotros sois los que la llenáis de vida. Gracias por esto. Sin vosotros, esto sería un páramo vacío. Gracias. En serio.

Mi propósito de este año es más complicado de cumplir. Este verano tengo pensado hacer prácticas y me gustaría poder irme a Barcelona o Madrid (Barcelona me llama más) y poder hacerlas en una agencia grande. Quiero aprender creatividad con la gente que admiro profesionalmente. Así que si alguien quiere darme la oportunidad, aquí me tenéis dispuesto a currar ;) Dentro de un año os cuento si el propósito se ha cumplido. Durante ese tiempo, aquí me tendréis: comunicando, comunicando, comunicando…

Por cierto, podéis seguirme también la pista por Twitter o en la página de Facebook del blog.

GRACIAS POR ESTE PRIMER AÑO

Anuncios

Hace casi un año, en uno de mis primeros posts (el segundo creo recordar), Spanair y Shakleton llevaron a cabo una acción en la que tuvieron un bonito detalle con aquellas personas que tenían que volar en nochevieja. Este año se han adelantado un poquito. A las 20:30 del pasado día 21, los pasajeros del vuelo JK6474 que iba de Barcelona a A Coruña se cruzaron con alguien inesperado.

Un detalle precioso con las personas que con más ilusión viven estas navidades. Esperemos que se convierta en una tradición.

Por cierto, feliz navidad a todos los que leéis este rinconcito :)


La pasada nochebuena Spanair con la colaboración de Shakleton llevó a cabo esta acción que muestro en el vídeo de a continuación. No quiero chafárosla, así que vedla vosotros mismos.

A veces el mundo parece gris y triste hasta que una cosa, un simple detalle cambia todo. Cuando la melancolía hace mella por culpa de tener que estar volando en la noche del año que más ganas tienes de estar en casa con los tuyos, más necesitas de esos pequeños milagros que hacen que la vida sea maravillosa por momentos. Y eso es lo que se ha conseguido con esta acción. Una simpleza genial, un resultado enorme. Con un simple detalle cientos de personas son un poco más felices. Un detalle por el que los pasajeros de la compañía notan verdadera intimidad hacia la propia Spanair. Un pequeño gesto de amor porque, desengañémonos, en la publicidad y en los negocios puede haber amor (aunque sea interesado), y ese amor es el mayor vínculo que puede existir entre marca y consumidor. Al fin y al cabo, todos tenemos nuestras lovemarks metidas a fuego en la cabeza sin que nada racional lo explique salvo ese vínculo que nos une a ella.

Como dijo el gran arquitecto Mies Van der Rohe y me repitió hace poco mi adorado Paul Fleming Dios está en los detalles. Y en esos detalles se manifiesta el amor. Eso sí, el amor tiene que tener una gran base más allá de los detalles para que la relación entre marca e individuo funcione. Al fin y al cabo, el amor (sea por lo que sea) es lo que sostiene la gran mayoría de las relaciones humanas y lo que condiciona nuestras decisiones.



A %d blogueros les gusta esto: