Anuncios

Marketing, publicidad, relaciones públicas y tecnología aplicada a la comunicación

Archivo de la etiqueta: p/p

Tras la aprobación de la llamada Ley Mordaza del PP, pocas posibilidades habrá de protestar en España. Pero hecha la ley, hecha la trampa (nunca mejor dicho), ya que hay algo en lo que nuestros gobernantes no habían pensado: los hologramas.

Las manifestaciones con hologramas no están tipificadas en ningún lado, por lo que la Plataforma Ciudadana No Somos Delito, ha convocado el próximo 10 de abril la primera manifestación de hologramas del mundo. Puedes apoyar la causa y crear tu holograma en www.hologramasporlalibertad.org. No lo he visto por ningún lado, pero investigando el dominio parece que la agencia que está detrás es DDB.

ley mordaza

Lo he visto en Bendita Becariedad.

Anuncios

Pero vamos a ver, ¿qué elecciones nos esperan por delante si los partidos políticos parece que están de broma? Poco después del #prostituit del Partido Popular, toca la revancha por parte del PSOE. Sinceramente, los dos partidos más votados de España están buscando votos y apoyos tan desesperadamente que parece que se cachondean del electorado. Desprestigian lo que es una campaña política con una serie de acciones que están entre el ridículo y la tonteria.

Voy a lo que voy, porque la cosa tiene miga. A los lumbreras del partido socialista le hacen falta apoyos. Fieles, vamos. ¡Pues a fidelizar se ha dicho! Como si fueran un supermercado de barrio (dicho con todo el respeto), van y sacan una tarjeta de puntos a lo Travel Club. Y ahora lo digo: ¡con dos cojones! Anda que se han cubierto de gloria.

Y así, sólo inscribiéndote en la web, compartiendo contenidos o haciéndote voluntario puedes ganar maravillosos premios: desde un termo hasta un bálsamo labial. ¡Ole! Podéis ver este esperpento aquí.

A mí que me expliquen en que momento los partidos políticos dejaron de pensar que podían transmitir su ideología a través de los adeptos que quisieran hacerlo y se pusieron a hacerlo a través de “chantajes” (véase el entrecomillado) en forma de premios. No digo que no se pueda hacer (again), hablo de lo que esto dice de quienes lo ponen en marcha. Me da igual que lo vistan de que es una forma de premiar a sus adeptos o lo que quieran. Es hacer la política todavía más triste. Es evidenciar que todo está en venta. Ya no basta con que todos lo supiéramos, ahora parece que nos empeñamos en demostrarlo. Todo un poquito más triste. Todo un poquito peor.

Hay muchas cosas que se pueden vender y comprar, pero con estas cosas deberíamos ser un poco conscientes. Estamos jugando con mucha gente, con su presente y su futuro. Parece que no nos damos cuenta. ¿Qué será lo próximo? ¿Si das tu voto y domicilias tu nómina te regalamos un fabuloso molinillo de café? Por favor, estamos jugando con algo serio. Todos sabemos que un bálsamo labial de Rubalcaba es el sueño de cualquier persona, pero… ¿a qué precio?

Por cierto, para colmo de cachondeo para ganar una triste taza deberías compartir en lo que queda de campaña más de 200 contenidos (en el mejor de los casos) vía Facebook o Twitter. Encima de cachondearse de ti te lo ponen jodido, que tienen que pagarlo y el dinero se puede gastar en… bueno, ya sabemos en que se puede gastar. Ais.


En este blog no nos cansa la comunicación, sea del palo que sea. Hoy, y sin que sirva de precedente voy a hacer una pausa para la propaganda, ya que el marketing político siempre ha sido una disciplina que me ha resultado curiosa. Estuve el otro día tentado a hablar sobre el famoso incidente de los community managers del PP con #preguntaleamariano, pero al final no lo hice. Hoy sí voy a hablar del modo de actuar del PP en las redes sociales, porque me tiene bastante desconcertado. Y más que desconcertado, lo que he descubierto hoy me tiene indignado. Y que aquí nadie vea una crítica a un partido político concreto, sino a una manera de actuar que no veo para nada ética.

Y lo digo porque me he topado con esto.

Esto es real y lo podéis ver aquí. Un partido político pidiendo directamente que los usuarios les cedan sus redes sociales para que durante una convención, el propio partido publique automáticamente el mensaje que quiera. No se hasta que punto esto es legal o vulnera las reglas de Twitter o Facebook, pero es cuanto menos éticamente reprobable.

En primer lugar, imagino que sabrán perfectamente que teniendo bastantes perfiles actualizando con el mismo hashtag a la vez pueden conseguir la notoriedad de un trending topic, pero no por méritos propios, sino duplicando hasta la saciedad un mismo mensaje desde el mismo perfil. Sería como hacerte cientos de usuarios falsos para darte notoriedad.

En segundo lugar, no inspira mucha confianza que un partido no pide la ayuda de sus votantes, sino directamente que les deje hablar en su nombre sin ningún tipo de filtro. Es decir, los usuarios que cedan su perfil no sabrán que van a escribir en su nombre, sino que podrán ver en sus muros cualquier tipo de mensaje que se quiera dar desde las filas populares. Creo que deberían pensar en sus seguidores, confiar en ellos y que ellos sean el motor del cambio que prodigan. El cambio tiene que venir de la gente, no desde la organización. No puedes pedir una revolución ciudadana cuando tú eres el ejecutor y el resto van a ciegas. Ellos también tienen derecho a ver a dónde se dirigen.

Y por último, no creo que la estrategia sea tener una altavoz, sino tener voces en todos lados y que esas voces digan exactamente lo que quieren y lo que creen, no lo que se les obliga. Tener en cuenta a tus fieles, no utilizarlos como meras herramientas.

Bien es cierto que nadie obliga a nadie a prestar el perfil, es un acto voluntario, pero sólo quiero hacer ver una estrategia que me parece que no es la adecuada para generar confianza. Ni entre las filas del partido, ni entre la comunidad social. En las redes se pilla antes a un mentiroso que un cojo. Y aunque luego puedan aducir en sus comunicados de prensa que han tenido tantos tweets o que han conseguido ser trending topic, todos sabrán porque ha sido. Engañar en estos tiempos es complicado.

Y repito, que nadie vea los colores de un partido, sino una franca crítica a lo que yo pienso que es un error de comunicación. Tal vez sea el único que lo piensa, pero creo que no. ¿Vosotros qué opináis?

Edito: no debo de ser la única persona que piensa igual, porque me acabo de encontrar con el hashtag #ProstiTuit que habla del tema y se ha convertido en TT.


Por alguna razón en ocasiones nos olvidamos de que gran parte de la publicidad molesta a las personas.

Desde hace unos años el emplazamiento de producto se ha mostrado como un buen aliado para las marcas. En la sociedad en la que vivimos la gente ya parece anestesiada ante la publicidad y parece que posee mecanismos de defensa para ignorar toda la que no sea relevante. Por esta razón en los años 80 se empezó a poner en boga otra vez esta medida, con la cual se podía incluir la marca o el producto en programas de televisión, cine, etc… las posibilidades son tan infinitas como las que ofrece el propio medio en sí. En cualquier serie o película aparecen cientos de productos de una manera natural y se pueden introducir otros tantos de una forma que no suponga algo extraño. El problema es cuando sí lo supone.

Parece que nos hemos olvidado de que el product placement es una medida efectiva para hacer publicidad sin que parezca que es publicidad. Una medida para aprovechar que las marcas están integradas en la vida diaria (mira en este momento a tu alrededor y cuenta cuantas marcas ves a primera vista). Cada vez más podemos ver programas o películas en los que se le intenta dar una relevancia tal al producto que evidencia que nos encontramos ante publicidad pura y dura. Primeros planos, incursiones sin venir a cuento, iluminaciones ridículamente evidentes… vamos, que parece que el producto está gritando: “Eh, soy publicidad. No me ignores”. ¿Desde cuando eso es publicidad?

Tal vez hemos perdido la perspectiva. Parece que se han dejado de hacer esfuerzos por integrar la publicidad de una manera no invasiva y hemos entrado al juego de “pon el logo en gigante lo primero”. Se supone que somos un sector creativo, pero a veces eso se pone en tela de juicio cuando lo mejor que podemos hacer para enmarcar un producto dentro de una escena es hacer un primer plano de un producto descontextualizado con una iluminación diferente a la del resto de lo que estamos viendo.

Ni mucho menos estoy en contra del emplazamiento de producto. Es más, me parece una buena manera de hacer una publicidad en televisión (o cine) que no crispe a la gente. El problema es cuando tiene tal preponderancia que se pierde todo al sentido. Sale perdiendo la marca. Sale perdiendo el programa. Sale perdiendo el espectador. Vamos, no gana nadie. Debemos hacer el esfuerzo por integrar las marcas o si no buscar otras vías para hacer publicidad. Todo en su justa medida, por favor.



A %d blogueros les gusta esto: