Aunque normalmente a nadie le gusta que saturen sus buzones de correo de publicidad, hay casos en los que desearías recibirla. ¿Qué es necesario para ello? Lo primero, una creatividad digna de permanecer en tu hogar más allá de su uso como herramienta comercial; lo segundo, contar con un aliado para realizar tus entregas, como puede ser Packlink (donde, por cierto, puedes comparar las tarifas de varias empresas de mensajería para abaratar tus envíos).

Hoy os traigo diez ejemplos en los que los envíos son tan brillantes que seguro que desearías tenerlos en casa.

¿Cuál es tu favorito?

 

Anuncios