La pesadilla (más que nada porque les corta el sueño) de muchos padres es el llanto de sus hijos. Muchos de ellos tienen que coger el coche a las tantas de la noche porque, por alguna razón, esto es lo único que los relaja.

Bueno, por alguna razón no: resulta que el ruido de motor de los coches es ruido blanco. En esta señal de sonido acompasada, ningún tono destaca por encima de otro, lo que se convierte en un ruido monocorde, armonioso y relajante. Vamos, lo ideal para que los bebés se duerman en un abrir y cerrar de ojos, ya que les recuerda al sonido del útero materno.

A partir de este descubrimiento, se han creado las Nanas Mini: una app que te ayuda a dormir a tus críos, gracias al sonido del motor. Una idea de La Despensa que igual ahorra unos cuantos kilómetros y valiosos minutos de sueño a padres de todo el mundo.

nanas-mini

Anuncios