Aunque el rol habitual de los padres es cuidar a sus hijos, a veces los papeles se invierten. Ejemplo de ello es The Guardian App: una aplicación para que los niños puedan “cuidar” de sus padres cuando están al volante.

Un dispositivo conectado a los teléfonos de los padres, avisa a los  niños de que la velocidad es excesiva. Entonces, podrán grabar un mensaje para recordarles todo lo que hay en juego cuando son temerarios al volante. Sí, el rol de un niño no es cuidar de ellos pero, a veces, vienen bien estas cosas. La idea es de Memac Ogilvy Label Tunis.

the guardian app.png

Visto en Adeevee.

Anuncios