Sí, la publicidad a veces es un coñazo. Y antiestética. Y aburrida. Tanto es así, que la gente de Glimpse (un grupo de amigos que quieren usar la creatividad para mejorar el mundo) abrió hace tiempo un Kickstarter llamado C.A.T.S. (Citizens Advertising Takeover Service), con el que pretenden sustituir la publicidad de la parada de metro londinense de Clapham Common por imágenes de gatos. Bueno, pretendían, porque lo han hecho.

cats-station

El proyecto #CatsNotAds ya es una realidad. Los gatos de las protectoras Battersea Dogs & Cats Home y Protection han sido los protagonistas de esta campaña en el metro, según sus creadores, para inspirar al resto de la gente a hacer las cosas distintas. Curioso, oye.

cats-metrocats-subwaycats-tube

Visto en Adweek.

Anuncios