Australia es un punto negro en lo que a cobertura móvil se refiere. Al 65% de su territorio no llega señal de ningún tipo, siendo esto algo muy peligroso en caso de algún tipo de desastre. Algo intolerable, que la gente de Toyota ha querido remediar gracias a la movilidad y la presencia de algo bastante obvio: sus vehículos todoterreno.

Han puesto a bordo de sus Landcruiser unos pequeños emisores con un alcance de 25 km. Puede parecer poco, pero uniéndose a otros puntos de contacto, creados por el resto de coches de la red y la red misma, valen para solucionar un problema que podría dar serios quebraderos de cabeza. La idea es de Saatchi & Saatchi Australia.

landcruiser emergencynetwork

Visto en Adeevee.

Anuncios