En Perú (y en casi todos los países, diría), el 95% de los grupos de música son absolutamente desconocidos para el gran público. Aunque haya calidad, la promoción musical se centra en muy poquitas bandas. Para dar visibilidad a este problema, el BBVA creó un festival con todos estos músicos… ¡para que nadie los escuchase!

Una “sala de conciertos” callejera e insonorizada, donde la gente podía ver como las bandas tocaban, pero no escucharlos. Buena manera de exponer el problema.

conciertos silenciosos

Visto en Tago Art Work.

Anuncios