Los planes de emergencia son un mal necesario: horrible si los necesitas, pero aún peor si no los tienes. Algo así pasa con las máquinas de vending: están ahí para sacarte de un apuro si es menester. Un apuro como el que sufrieron el pasado invierno en la localidad cántabra de Tresviso, donde sus 21 habitantes estuvieron 29 días aislados por la nieve, con lo que pasaron casi un mes sin poder acceder a determinados productos básicos. Para que este año no les vuelva a ocurrir, la asociación sin ánimo de lucro de Proveedores de Vending Asociados ha puesto en marcha la campaña llamada #BenditasMáquinas.

Antes de la llegada del frío, se trasladaron al pueblo tres máquinas expendedoras cargadas con productos básicos y los útiles necesarios para celebrar la Navidad. De esta manera, aunque vuelvan a quedarse aislados, no se quedarán en una situación como la que vivieron el año pasado.

Por cierto, la campaña también está disponible vía web con sorteos semanales.

#BenditasMáquinas

Anuncios