Muchas veces no hay mejor publicidad que la que termina haciéndose un hueco en tu vida. Que un producto promocional termine siendo mostrado por su público a otras personas equivale a montones de impactos extra gratis y una conexión directa con la marca: objetos como los balones de Nivea, las camisetas de Adidas o, en este caso, las mantas de Picnic de Fruit And Wine.

Una serie de mupis se convirtieron no sólo en la pertinente pieza de publicidad exterior, sino en una útil manta campestre con los que la gente podía llevar a cabo sus planes. La idea es de la agencia parisina Rosapark.

publicidad manta

Visto en Ads of the world.

Anuncios