Volvo Trucks nos lleva un tiempo sorprendiendo con campañones dedicados a mostrar las características más destacables de sus camiones. Esta vez la prueba es de resistencia pura y dura así que, para ponerlos a prueba, delante han puesto un verdadero hueso duro de roer: una niña de 4 años llamada Sophie.

Con un mando a distancia, la chiquilla se puso al volante (bueno, más o menos) del vehículo, con lo que ello conllevó. Golpes, caídas, explosiones… una verdadera demostración de fuerza. La pieza viene, como no podía ser de otra manera, de la agencia sueca Forsman & Bodenfors.

Look Who’s Driving feat. 4-year-old Sophie

Visto en Adeevee.

Anuncios