Sí, aunque no lo parezca los publicitarios somos humanos. Y, como tal, odiamos la mala publicidad. Tanto es así que muchas personas del sector utiliza adblockers para evitar tragarse anuncios insustanciales. Y claro, alguien que quiere evitar la mala publicidad probablemente sea alguien interesado en hacer otro tipo de comunicación

La agencia belga Boondoggle ha aprovechado estos programas para lanzar (desde los propios formatos que bloquea) un mensaje a creativos interesados en crear publicidad que importe. Bueno, y de paso hacerse un poco de autopromoción, no vaya a ser.

Boondoggle recruiting

Visto en Ads of the world.

Anuncios