¿Alguna vez has ido a un restaurante y has pedido un menú “de prueba” y, si te gusta, ya lo pagarás? ¿O le has dicho a varios pintores que pinten los cuartos y luego tú le pagarás sólo al que más te enamore (eso si alguno cubre al 100% tus expectativas)? ¿O a cualquier trabajador que, básicamente, pierda su tiempo, dinero y salud en trabajar gratis para ti a cambio de nada? Pues eso es lo que pasa en la industria publicitaria (o en industrias relacionadas, como la audiovisual).

La agencia Zulu Alpha Kilo ha hecho este vídeo en el que denuncia lo barato (por decir algo) que vendemos nuestro trabajo. No nos respetamos y luego pasa lo que pasa: cientos de personas que regalan su trabajo a cambio de posibilidades y no de certezas. Algo que rara vez se ve en otras profesiones, que se ve que se tienen en mejor estima.

Por cierto, que “valoremos” nuestro trabajo de esta manera, seguramente es lo que hace que hagamos lo mismo con los trabajadores de la publicidad. Es de absoluta vergüenza que haya agencias que tengan trabajando a montones de personas absolutamente gratis, sin darles ningún tipo de formación, incurriendo en gastos para ir a la oficina y con horarios que sobrepasan con mucho lo normal. Esto es una profesión y, por mucho que haya mucha vocación, nadie debería trabajar gratis. ¿O acaso lo hacen los CEO de las empresas que no pagan a sus empleados?

Publicidad vergüenza

¿Y lo peor de todo? Que todos lo admitimos y lo tomamos como algo normal. Y así nos va.

Anuncios