El naming es un arte. Poner el nombre adecuado a una empresa es algo complicado y cualquier error que se cometa en este proceso puede hacer que la gente se lleve una impresión equivocada de la misma o no se fíe al 100%. Hay quienes están largo tiempo meditando un nombre para comunicar exactamente lo que buscan.

Y bueno, luego están los que no se lo pensaron muy bien.

Aquí os dejo 30 negocios con nombres tronchantes, ridículos, cuyas traducciones a nuestro idioma no son las mejores o, simplemente, demenciales. Disfrutadlos, porque son para hacerlo.

Anuncios