Imagínate que puedes mandar a tu hijo a uno de esos estimulantes programas de intercambio: aprenderá a manejar armas de fuego, podrá estar en un exclusivo campo de refugiados e incluso podrá entretenerse intentando esquivar las minas cuando camine unos kilómetros en búsqueda de agua. ¿Qué te parece? ¿No te interesa que tus hijos tengan que pasar por eso? Probablemente es porque nadie debería.

UNICEF y Ogilvy Brasil han creado este pequeño experimento para concienciar a los padres de la terrible situación en la que viven millones de niños en el mundo. A veces estamos tan encerrados en nuestro mundo que no nos damos cuenta de todo lo que está pasando.

Unicef

Visto en Comunicadores.

Anuncios