Dicen que la imitación es un halago, pero en el mundo empresarial no se suele tomar así, sino más bien como una molestia que pasa demasiado a menudo. Pero, ya que puede ocurrir… ¿por qué no aprovecharse de ello cuando pase? Eso hizo la aerolínea Scoot, que aprovechó la oportunidad que se le presentó cuando la competencia empezó a utilizar un tono “muy similar” para comunicar.

Para que por lo menos les copiaran bien, mandaron un kit de prensa a la competencia con todo lo necesario, incluidos sus premios de comunicación. Hasta llamaron a un avión como Inspiring Spirit. Buena manera de convertir un problema en un buen montón de visibilidad por parte de Saatchi & Saatchi Singapore.

Scoot

Visto en Adeevee.

Anuncios