La publicidad  tiene sus métodos y su manera de hacer las cosas. Pero, también tiene modos de operar extraños, que nos hacen preguntarnos en qué demonios estaban pensando los creadores de determinados anuncios. El choque con esas piezas suele ser tan grande y tan hilarante, que no me he podido resistir a hacer una pequeña recopilación con algunos de los spots que más nos han desconcertado en los últimos tiempos. Disfrutadlos, porque es imposible no adorarlos.

Anuncios