Coca Cola siempre ha apostado por democratizar la felicidad. Y, aunque lo hizo con la campaña en la que personalizó las latas de todo el mundo, había un grupo social al que le costaba involucrarse (lógicamente): los invidentes.

Por ello, la marca ha llevado a cabo en algunos lugares de Máxico una acción en la que ha customizado por primera vez en su historia, su lata para adaptarla a los caracteres braille. Es una acción pequeñita comparada con el alcance global de la otra campaña, pero bonita. La idea es de la agencia mexicana (anónimo).

latas braille

Visto en Adeevee.

Anuncios