Cuando nacemos, sólo tenemos una certeza: vamos a morir. Deprimente, pero real. No obstante, aunque nosotros desaparezcamos, puede que parte de nosotros pueda seguir viviendo en otra persona.

El Hospital Beneficência Portuguesa de São Paulo y DM9DDB han ideado un hombre de hielo que conceptualiza todo esto para fomentar la donación de órganos. El símil habla por sí mismo.

homem de gelo

Visto en Brainstorm9.

Anuncios