El cansancio hace mella. No hay más que ver las caras que traemos al llegar a casa después de un intenso día de trabajo (se dice que los publicitarios envejecen del orden de 5 a 150 años al terminar su jornada laboral. Garnier ha querido demostrar esto con este curioso vídeo.

Publicis Conseil ha realizado este experimento ante notario para demostrar de como los avatares del día a día hacen estragos en nuestra piel. Interesante demostración.

Publicis Garnier

Anuncios