Utilizar la información en tiempo real es algo que puede hacer que una marca sea impulsada gracias a la actualidad. Topshop quiso lograr ese pequeño empujoncito gracias a la semana de la moda de Londres, aprovechando que es un evento que genera mucho ruido mediático. Lo hicieron con #toptrends: una estrategia de publicidad exterior nutrida por las redes sociales.

Crearon una serie de vallas digitales que aprovechaban los principales hashtags asociados al evento para proporcionar looks o productos relacionados con su know how. Además, también utilizaron la tecnología para hacerlo en consonancia con el clima de las ciudades donde se mostraba la información.

top shop top trends

Gracias a la idea de Ocean Outdoor pudieron capitalizar el evento, redirigiendo las conversaciones y aportando información útil a su público.

Visto en Update or die!

Anuncios