Hay veces que la expresión “comer con los ojos” es francamente adecuada. Hay packagings tan apetitosos como los propios productos que tienen en su interior. Hoy os traigo 20 ejemplos de alimentos cuyos envases le endulzan la vida a cualquiera. Y sin engordar, oiga.

Anuncios