De pura casualidad me he encontrado con un bonito ejemplo de storytelling narrado por la agencia Tango. No os quiero chafar nada, pero es una sencilla historia familiar que comenzó mucho antes de que sus protagonistas nacieran.

Un Mini es el catalizador de una acción simple, bonita y emotiva. Al final, que cientos de historias crezcan alrededor de un producto es algo que cualquier marca quiere. Y muchas han nacido alrededor de un Mini.

Storytelling Mini

Anuncios