A veces una ejecución muy simple es lo mejor para dejar clara una idea. Sin ir más lejos, este boli que se ideó para repartir el Día de los derechos humanos para concienciar acerca de a necesidad de libertad de expresión, es un buen ejemplo.

Tiene pinta de truchazo, pero ejemplifica bien el poder de una ejecución sencilla.

Free The Words

Visto en Ads Of The World.

Anuncios