De pequeños, todos nos sentimos atraídos por muchas profesiones. Es el caso de Carson, un niño de 4 años que estableció una gran relación con Ernie, repartidor de UPS. Tanto es así que el chico deseaba ser repartidor. Dicho y hecho, la marca lo hizo trabajador suyo durante un día.

Dentro de su campaña Your wishes delivered, convirtieron a Carson en el repartidor de su barrio durante unas horas. Bonito detalle ideado por de Ogilvy & Mather.

Driver for a Day

Visto en Brainstorm9.

Anuncios