Nunca te has plantado en medio del monte, alejado de cualquier lugar, y de repente te has dicho a ti mismo “maldita sea, me apetece una pizza”. No problem. Para ello, Nissan ha puesto en marcha el Nissan Xtreme Delivery.

A bordo de un Nissan X-Trail, los repartidores partían de la pizzería hasta el lugar de entrega, fuera donde fuera. Una manera curiosa de mostrar el espíritu aventurero del vehículo, aunque curiosamente el coche se quede un poco por el camino.

X-trail

Xtreme delivery

La idea es de la agencia japonesa TBWA/Hakuhodo. Como curiosidad, sabed que los repartidores cobraban  845 dólares la hora. No está mal. He descubierto esta acción en Comunicadores.

Anuncios