Existe un gran mal endémico dentro de la publicidad: los premios. Las agencias están demasiado enfocadas a los festivales y muchas veces se pierden de vista los verdaderos objetivos de esta profesión. Para mostrarlo y reírse un rato, la agencia Rethink ha creado unos premios paródicos, pero que beben mucho de la realidad: The Caseys.

Con categorías como Mejor uso del making of o Mejor uso de la gente de la agencia posando como personas reales, The Caseys se ríen de la obsesión publicitaria por los case study, a los cuales se les suele poner más empeño que en las campañas.

Un vídeo divertido que debería hacernos reflexionar sobre a quién destinamos la publicidad que hacemos: si a la gente a la que la deberíamos dirigirnos o al jurado de Cannes. ¿Tú qué piensas?

People posing as people

Anuncios