Casi siempre, menos es más. Los mensajes suelen ganar en potencia cuando quitamos lo accesorio y elevamos su esencia al máximo. Hoy os traigo 20 anuncios que son buen ejemplo de ello. Publicidad minimalista e increíblemente afinada.

Un pequeño homenaje a la máxima de Roser Reeves: “simplicity, simplicity, simplicity” (un mensaje al que curiosamente le sobran dos palabras).

Anuncios