Las cosas que merecen la pena, suelen requerir esforzarse. La primera opción es rendirse, pero llegar hasta el final merece ese esfuerzo. Eso lo tiene claro la gente de Listerine, un enjuague bucal de gran potencia en boca, pero que da grandes resultados.

Y para homenajear a todos aquellos valientes que han llegado hasta el final, han creado Remata la faena: un site encabezado por Dani Mateo en el que se muestran las proezas de los Orgullosos Rematadores de Faena, a la vez que los usuarios pueden ganar experiencias.

A mí también me ha costado siempre rematar la faena. Antes de crear este blog, tuve por lo menos otros cuatro o cinco en los que no tenía muy claro ni siquiera de qué hablar. Algunos no debieron llegar a la semana de vida. Triste final auspiciado por la poca constancia de una persona muy dispersa. Pero ya veis, con Una Pausa Para La Publicidad ya llevo más de tres años y, sin él, no podría haber conocido a montones de personas del mundillo. Y es que, aunque cueste, rematar la faena merece la pena.

Listerine

Anuncios