¿Estás en forma? Esa es la pregunta que desde el Formann Gym hicieron a la gente. Pero como las preguntas son tramposas, mejor buscaron directamente la respuesta con la ayuda de un simple frasco de pepinillos.

Para ello, trampearon el bote en un supermercado y con la ayuda de un gancho dejaron claras las limitaciones físicas de los pobres buenos samaritanos. Tras la acción, las inscripciones al gimnasio aumentaron en un 13%. La idea es del grupo ruso TDI.

Broma bote pepinillos

Visto en Creative Guerrilla Marketing.

Anuncios