Es triste, pero a veces la publicidad consigue cosas que ni el sentido común es capaz de lograr. Para muestra, la campaña de Hamburguesas El Corral, con la cual consiguieron (nada más ni nada menos) que el senado aprobase una ley que permitía a un hombre casarse con una hamburguesa.

Para lanzar sus nuevos productos, la empresa divulgó la historia de Javier: un hombre tan enamorado de su hamburguesa que quería casarse con ella. Los colombianos se volcaron con la campaña, consiguiendo que la campaña llegase a donde llegó (los números son increíbles).

Que lástima que en muchos países no puedan tener los mismos derechos con sus parejas. Aún así, gran trabajo de de Young & Rubicam Colombia. Ficción 1 – Realidad 0.

Burger Lovers El Corral

Visto en We Love Advertising.

Anuncios