Nos gusta cuando las marcas intentan hacer vivir a sus consumidores experiencias vinculadas a su know how. La marca de ropa The North Face ha hecho exactamente esto en Corea del Sur, convirtiendo súbitamente su tienda en algo más… estimulante.

Para ello, la habitación como tal comenzó a desparecer hasta convertirse en un rocódromo. Y, no contentos con ello, decidieron dar un premio para los que se atrevieran a ir un paso más allá. Da un poco de vértigo, pero apetece probarlo.

Escalada The North Face

Visto en Adweek.

Anuncios