Lo más divertido de los coches de choque es, valga la redundancia, chocar.  La gente de Volkswagen ha querido ejercer un poco de aguafiestas, quitándole exactamente eso: las colisiones.

Instalando el sistema City Emergency Break de Volkswagen, los coches podían prever cualquier choque y evitarlo. Vale, hacen la atracción un rato aburrida, pero como demostración de seguridad no tiene precio. La idea es de la agencia noruega Try/Apt.

Bumper cars without bumping

Visto en Adeevee.

Anuncios