Desde hace un tiempo, las demostraciones de producto se hacen a lo grande. Para probar que un neumático es resistente, es tontería utilizarlo hasta que reviente: mucho mejor lanzarlo desde un avión. Bueno, o por lo menos eso ha debido de pensar la gente de BFGoodrich.

10.000 pies ha sido la altura desde la que han lanzado el neumático para, acto seguido, utilizarlo en un contexto más normal. No sé si es la mejor forma de inspirar seguridad a la gente, pero la idea de la resistencia queda evidenciada. La idea es de The Martin Agency.

10,000 ft Toughness Test

Visto en Adevee.

Anuncios