Decir que una marca ha logrado hacer el spot más aburrido de la historia no parece ningún elogio, sin embargo la gente de AudioSnaps lo ha hecho (y a propósito). En concreto ha hecho esto.

Una película de un día de duración en la que cada minuto se da la hora, ni más ni menos. Lo han hecho para evidenciar que, muchas veces, en los vídeos la imagen termina siendo accesoria y aburrida, por lo que en ocasiones para contar una historia basta sóla con una foto y sonido (que es su producto). En www.myhumantime.com puedes ver como continúa este experimento.

Aburrido, sí, pero con una razón para serlo.

My human time

Anuncios