Para mostrar la flexibilidad de sus nuevas maquinillas con flexball, Gillette junto a Son Lux han buscado una manera de hacerlo que se sale del habitual uso que le darías al producto. Tan raro como crear un piano que se toca gracias a los cuerpos de las maquinillas.

Gillette Son Lux

Un piano que toca gracias al movimiento que se le da a los cabezales. Curiosa manera de mostrar una ventaja del producto.

Visto en Update or die!

Anuncios