Todos los agostos vuelve la misma película. Según se van gastando tus vacaciones, una sensación se apodera de ti. Una sensación que te hace volver a la realidad y en la que el cliente vuelve a ser una figura atemorizante. Vuelven los proyectos y las fechas límite.

Llega la película de todos los veranos: llega Deadline.

Esta pesadilla visual es autopromoción de la agencia griega Admine. La misma historia de siempre, pero que no por ello deja de ser escalofriante.

Fecha límite

Visto en Update or die!

Anuncios