La publicidad en radio es un formato que rara vez permiten la interactuación del oyente. No es este el caso de este anuncio de Red Bull, en el que la agencia sudafricana Machine creó una cuña radiofónica que podías modificar a tu antojo.

A través del balance de tu equipo de audio, podías escuchar una cosa u otra. Un recurso sencillo, pero que llamó la atención de los radioyentes y les funcionó bastante bien.

A radio ad that you can DJ

Lo he visto en Creative Criminals.

Anuncios