Todos deberíamos tener derecho a manifestar nuestro amor, aunque la realidad diga lo contrario. En muchos países, la gente puede ser encarcelada, asesinada, vejada o insultado por hacerlo, algo que atenta contra el sentido común y contra los derechos fundamentales del ser humano.

Para luchar contra esto, Amnistía Internacional ha querido reunir 365 besos en www.kissagainsthomophobia.com. La idea de DDB Budapest busca apoyos para luchar a favor de la igualdad con un simple y universal gesto de amor: un beso. ¿A qué esperas para dar el tuyo?

Besos contra la homofobia

Visto en InformaBTL.

Anuncios