Burger King sorprendió en el Día del Orgullo Gay de San Francisco creando la primera hamburguesa gay. ¿Cómo puede serlo? Pues así:

Cuando un cliente entraba, se le instaba a probar la nueva hamburguesa del orgullo. Y, aunque algunos eran reacios o tenían prejuicios sobre ella, al final se descubría que era el Whopper de siempre. Aunque el envoltorio sea distinto por dentro todas son iguales, como los humanos.

Una gran lección con su producto como abanderado.

Gay pride Burger King

Anuncios