Banner corrupto

El peor enemigo de la corrupción son los mecanismos de control. Ya que en la mayoría de los países no son suficientes ni efectivos, cambiar las cosas está en las manos de los ciudadanos de a pie. Si abrimos los ojos, podemos parar estas actividades negativas, pero tenemos que tenerlos abiertos de verdad. Tal y como pasa con este banner.

La acción fue implementada para disminuir la abstención durante las elecciones colombianas. Un pueblo que mantiene los ojos cerrados ante la corrupción, es un pueblo cuya democracia peligra. Aquí ya nos podríamos aplicar el cuento, que ya va tocando.

La idea es de Young & Rubicam Colombia vista en Adeevee.

Anuncios