Algo crispante de los supermercados es el continuo beep que realizan los cajeros al leer un artículo. Algo con lo que las marcas de publicidad aún no han jugado hasta que ha llegado Coca Cola con lo que han denominado como el beep de la felicidad.

El clásico sonido ha sido cambiado por la melodía de Coca Cola (la famosa Cokes 5-note tune) para que suena cada vez que se pasan bebidas de la marca por el lector. De esta manera llama la atención al consumidor, que asocia automáticamente la música. La idea es de Ogilvy Brazil.

Beep felicidad

Visto en Comunicadores.

Anuncios