En algunos lugares del mundo conseguir agua potable es una misión casi imposible. Es el caso de Lloró: un pueblo que, para colmo, es de los que más lluvia recibe a lo largo del año. Coca Cola ha querido ayudarles a conseguir convertir el agua de lluvia en una que puedan consumir. Para ello han embotellado el agua de Lloró y, aunque no sea potable en si, sí que ayudará a conseguirlo.

Subastando estas “ediciones especiales” buscan conseguir una potabilizadora para que la población pueda poner fin a su sequía potable .La idea es de Ogilvy Colombia.

Rain for sale

Visto en Adeevee.

Anuncios