El photobombing está muy de moda. Ha existido toda la vida, pero ahora se le ha puesto un nombre y, de repente, parece que ha surgido de la nada (al igual que el fenómeno selfie). Y si hasta los famosos se ponen a hacerlo, ¿por qué no lo iban a hacer las marcas?

U2 photobomb

En Harley-Davidson han querido aprovechar la costumbre que tiene mucha gente de fotografiarse con vehículos que les gustan. Para ello colocaron una moto de las que impresionan delante de un cristal que, al ser fotografiado, dejaba al descubierto el mensaje de la marca.

Una idea ingeniosa y de bajo coste surgida desde Young & Rubicam Prague.

Visto en Creative Criminals.

Anuncios