Una de las desventajas de los coches pequeños es, obviamente, su reducida capacidad. En Smart no creen que sus coches sean diminutos, sino que son “funsize”. Y, para demostrarlo, han utilizado uno de sus coches para hacer repartos, pero en su estilo: pequeño y divertido.

La gente de Ogilvy & Mather Hong Kong ha ideado una serie de repartos pero más válidos para las dimensiones del coche: en vez de repartir pizzas, reparten porciones; en vez de ramos, flores… lo que pierdes en tamaño, lo ganas en diversión. No se consuela quien no quiere ;)

Smart mini repartos

Visto en Creative Criminals.

Anuncios