Si un soporte publicitario sufre los mismos problemas que la persona que lo ve, ¿por qué no aprovecharlo? Eso debieron pensar en una óptica de Bangkok viendo que los algunos ascensores sufrían cambios de luminosidad, lo cual aprovecharon gracias a un material que varía con la luz.

Dependiendo del nivel de luz que recibiese, el póster aparecía con gafas normales o gafas del sol. Un truco muy sencillo y efectista, pero también efectivo. La acción corre a cargo de BBDO Thailand.

light activated poster

Visto en The Denver Egotist.

Anuncios