Las demostraciones de producto siguen funcionando, aunque no las que se han visto toda la vida. Por esta razón, la gente de Renault quiso demostrar lo silencioso que son sus vehículos eléctricos (en concreto el Twizy), pero de una forma diferente. Así que, ni cortos ni perezosos, la gente de Publicis Lisboa lo llevó a la universidad.

En concreto lo llevaron a la biblioteca en donde se dio un paseo sin molestar, como un buen alumno. Descontextualizando el coche de sus lugares habituales se ofreció una demostración difícil de pasar por alto. Y sin levantar la voz.

Renault universidad

Visto en Ads of the world.

Anuncios