Educar sobre la cultura del reciclaje a una población que no está habituada a ello es complicado.

Coca Cola se encontró con este problema en la ciudad de Dhaka (Bangladesh), donde lo de la reencarnación sólo se tenía en cuenta para las personas y no para los objetos. Y como es mejor atraer que simplemente lanzar mensajes, la marca lanzó el Happiness Arcade.

Una máquina recreativa a la que sólo puedes jugar si reciclas botellas de Coca Cola. Los juegos no son última tecnología, pero el precio a pagar es bueno para las personas y para la sociedad. Así cualquiera puede aportar su granito de arena divirtiéndose.

Recycling arcade

Visto en Adeevee.

Anuncios