La empresa Hansa Taxi quiso mandar un mensaje a las personas que fuesen a beber y luego desplazarse en coche desde el propio generador del problema: la bebida. Para ello, junto Jung von Matt/Elbe lanzaron un mensaje habitual de una manera totalmente novedosa: usando las burbujas que genera el gas de los combinados.

A veces el medio es el mensaje y también es el problema. Eso sí, al parecer esto no es muy efectivo para los que decidan tomarse su whisky (o similares) a palo seco y sin refrescos con gas.

The Hansa-Taxi

Visto en Adeevee.

Anuncios